Descubre nuestra provincia

Síguenos
GO UP

La Puebla de Arganzón

La Puebla de Arganzón

La Puebla de Arganzón se encuentra a orillas del río Zadorra, custodiando la entrada al desfiladero de Las Conchas. Su situación geográfica convirtió a este lugar, desde antiguo, en un importante cruce de caminos y en un paso obligado para los peregrinos que, siguiendo la ruta de Bayona a Burgos, se dirigían a Santiago.

Este pueblo es sucesor del antiguo Arganzón, desaparecido a mediados del siglo XVIII. Sus restos se encuentran a kilómetro y medio del lugar. El primitivo poblamiento aparece citado por primera vez en el año 871. La nueva Puebla nació como consecuencia del enfrentamiento fronterizo entre Castilla y Navarra en las postrimerías del siglo XII. Frente al navarro Treviño, surge la castellana Puebla, con la finalidad de acoger y agrupar a la población rural que se encontraba dispersa en la zona. Se trata de una villa con un modélico trazado medieval, que, en 1191, recibió de manos del rey castellano Alfonso VIII un fuero.

La Puebla de Arganzón fue una villa amurallada y su caserío sigue estando hoy día prácticamente inscrito dentro de la antigua cerca. Su plano se adaptó a las murallas y no al revés. Tiene un trazado muy regular, que se adecua a un gran eje longitudinal con puertas a sus lados. Paralelas a este eje principal, discurren otras dos calles, que se interrumpen por dos vías transversales.



Ayuntamiento de la Puebla de Arganzón

Plaza Mayor, 2. 09294 La Puebla de Arganzón, Burgos



Comparte

Más info

Antiguamente tuvo cuatro puertas. Una al norte y otra al sur, que aún se conservan. Una tercera, la más importante, controlaba el puente sobre el río Zadorra, el lugar más fácil de defender, que servía de refugio en caso de ataque. En el lado opuesto de la calle del Puente, se abría el Arco de Santa María, denominado así por encontrarse cerca de la parroquia. Este último fue destruido hace varios años para ensanchar la salida del pueblo. Las murallas y las puertas aseguraron el cobro del portazgo, cuyo ingreso se destinaba, entre otras cosas, a mejorar la conservación de los puentes sobre el Zadorra.

Muchas de las casas conservan la estructura y los entramados medievales. Se disponen formando cerradas y regulares manzanas. Algunas de ellas aprovechan los pocos restos de muralla para levantar sus muros.Lo más significativo del patrimonio artístico de La Puebla de Arganzón es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Se trata de una iglesia tardo-gótica, de finales del siglo XVI, que luce en su interior un maravilloso retablo renacentista.

Hay que mencionar también el puente medieval, de origen romano. Fuera de las hoy desaparecidas murallas merece la pena detenerse en el antiguo hospital de peregrinos de San Juan Evangelista y en la ermita de Nuestra Señora de la Antigua.

Te proponemos

Briviesca

Briviesca

Nacida como capital del pueblo prerromano de los autrigones, la Virovesca romana, en la que confluían dos importantes calzadas, Briviesca sigue siendo hoy …

Miranda de Ebro

Miranda de Ebro

Enclave estratégico desde tiempos inmemoriales, esta ciudad industrial conserva la huellas de su pasado como cruce de caminos. …

Santuario de Santa Casilda

Santuario de Santa Casilda

El santuario de Santa Casilda se emplaza en un risco calcáreo desde el que se puede contemplar buena parte de la comarca burebana. …

Poza de la Sal

Poza de la Sal

Descubre esta pintoresca villa salinera de sabor medieval, cuna del naturalista Félix Rodríguez de la Fuente. …

Sendero de las Brujas

Sendero de las Brujas

La ruta nos permite recorrer las charchas de Cernégula, en las que cuentan las leyendas que se reunían las brujas. En el recorrido …

Vivar del Cid

Vivar del Cid

Descubre la localidad en la que el Poema de Mío Cid sitúa el origen del mítico héroe burgalés Rodrigo Díaz de Vivar. …

Pancorbo

Pancorbo

Pancorbo es un buen ejemplo de pueblo que ha conservado durante los siglos su estructura y trazado originario, así como una arquitectura popular …

La Puebla de Arganzón

La Puebla de Arganzón se encuentra a orillas del río Zadorra, custodiando la entrada al desfiladero de Las Conchas. Su situación geográfica convirtió a este lugar, desde antiguo, en un importante cruce de caminos y en un paso obligado para los peregrinos que, siguiendo la ruta de Bayona a Burgos, se dirigían a Santiago.

Este pueblo es sucesor del antiguo Arganzón, desaparecido a mediados del siglo XVIII. Sus restos se encuentran a kilómetro y medio del lugar. El primitivo poblamiento aparece citado por primera vez en el año 871. La nueva Puebla nació como consecuencia del enfrentamiento fronterizo entre Castilla y Navarra en las postrimerías del siglo XII. Frente al navarro Treviño, surge la castellana Puebla, con la finalidad de acoger y agrupar a la población rural que se encontraba dispersa en la zona. Se trata de una villa con un modélico trazado medieval, que, en 1191, recibió de manos del rey castellano Alfonso VIII un fuero.

La Puebla de Arganzón fue una villa amurallada y su caserío sigue estando hoy día prácticamente inscrito dentro de la antigua cerca. Su plano se adaptó a las murallas y no al revés. Tiene un trazado muy regular, que se adecua a un gran eje longitudinal con puertas a sus lados. Paralelas a este eje principal, discurren otras dos calles, que se interrumpen por dos vías transversales.



Más info

Antiguamente tuvo cuatro puertas. Una al norte y otra al sur, que aún se conservan. Una tercera, la más importante, controlaba el puente sobre el río Zadorra, el lugar más fácil de defender, que servía de refugio en caso de ataque. En el lado opuesto de la calle del Puente, se abría el Arco de Santa María, denominado así por encontrarse cerca de la parroquia. Este último fue destruido hace varios años para ensanchar la salida del pueblo. Las murallas y las puertas aseguraron el cobro del portazgo, cuyo ingreso se destinaba, entre otras cosas, a mejorar la conservación de los puentes sobre el Zadorra.

Muchas de las casas conservan la estructura y los entramados medievales. Se disponen formando cerradas y regulares manzanas. Algunas de ellas aprovechan los pocos restos de muralla para levantar sus muros.Lo más significativo del patrimonio artístico de La Puebla de Arganzón es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Se trata de una iglesia tardo-gótica, de finales del siglo XVI, que luce en su interior un maravilloso retablo renacentista.

Hay que mencionar también el puente medieval, de origen romano. Fuera de las hoy desaparecidas murallas merece la pena detenerse en el antiguo hospital de peregrinos de San Juan Evangelista y en la ermita de Nuestra Señora de la Antigua.

Ayuntamiento de la Puebla de Arganzón

Plaza Mayor, 2. 09294 La Puebla de Arganzón, Burgos



Comparte

Te proponemos

Miranda de Ebro

Miranda de Ebro

Enclave estratégico desde tiempos inmemoriales, esta ciudad industrial conserva la huellas de su pasado como cruce de caminos. …

Santuario de Santa Casilda

Santuario de Santa Casilda

El santuario de Santa Casilda se emplaza en un risco calcáreo desde el que se puede contemplar buena parte de la comarca burebana. …

Poza de la Sal

Poza de la Sal

Descubre esta pintoresca villa salinera de sabor medieval, cuna del naturalista Félix Rodríguez de la Fuente. …

Vivar del Cid

Vivar del Cid

Descubre la localidad en la que el Poema de Mío Cid sitúa el origen del mítico héroe burgalés Rodrigo Díaz de Vivar. …

Pancorbo

Pancorbo

Pancorbo es un buen ejemplo de pueblo que ha conservado durante los siglos su estructura y trazado originario, así como una arquitectura popular …

Sendero de las Brujas

Sendero de las Brujas

La ruta nos permite recorrer las charchas de Cernégula, en las que cuentan las leyendas que se reunían las brujas. En el recorrido …

Copy link
Powered by Social Snap