Descubre nuestra provincia

Síguenos
GO UP

Villasandino

Villasandino

En la ribera del río Odra, la villa medieval de Villasandino destaca por su interesante caserío y por la altiva silueta de las magníficas iglesias de la Natividad y de la Asunción. Conserva el puente medieval sobre el río que mandó edificar el obispo don Mauricio en el siglo XIII.

 

La iglesia de la Asunción, del siglo XVI, destaca por su espectacular envergadura y amplio interior en forma de planta de salón. En su retablo cuenta con pinturas de Jorge Inglés del siglo XV. Resultan también de especial interés la tabla de la Trinidad del maestro de Villasandino y el órgano de 1734.

 

Su otra iglesia, la de Natividad o “de Barriuso” tiene ábside gótico y el resto de la fábrica, salvo la torre, es del siglo XVI. Presenta tres naves decoradas con finísima nervadura.



Ayuntamiento de Villasandino

Plaza Mayor s/n. 09109



Comparte

Más info

No se conserva ningún documento escrito sobre la fundación de Villasandino, pero los restos arqueológicos hallados en sus inmediaciones hacen pensar que, en el siglo II, existió un asentamiento romano en el lugar que hoy ocupa el pueblo. En todo caso, el antecedente inmediato de esta villa, como el del resto de poblaciones de la provincia, hay que datarlo en torno al año 1000, en las décadas inmediatas que le preceden o le siguen. En este caso, se cree que la población fue fundada a finales del siglo IX por un repoblador medieval de nombre Sendino, si bien la primera referencia documental es del año 1051, cuando aparece citado este lugar en una donación de dos viñas, situadas en Villa-Sendino, al monasterio de San Pedro de Cardeña, según consta en el Becerro Gótico de dicho cenobio. Durante los siglos XIV y XV la villa se mantuvo bajo la jurisdicción del obispo de Burgos hasta que en 1616 fue traspasada al Duque de Lerma.

 

El puente medieval que se conserva a la entrada de la villa pone de manifiesto que su emplazamiento no fue escogido al azar. Fue mandado construir a principios del siglo XIII por el obispo burgalés Don Mauricio, probablemente sobre otro anterior de origen romano. Consta de diez arcos de medio punto y presenta un perfil ligeramente alomado. En uno de los extremos se alza el arco que daba paso al recinto amurallado. La cerca era de tapial, material empleado en la construcción de la mayoría de las casas de la localidad.

 

La arquitectura popular adquiere mayor nobleza en los edificios más importantes del pueblo, en los que la primera planta es de piedra y las superiores se construyen con entramados de madera rellenos de adobe o ladrillo. Esta tipología se puede observar en una edificación de la calle Real de San Juan, que funcionó como antiguo hospital de peregrinos. En su interior conserva aún una interesante techumbre de raíz mudéjar.

 

En Villasandino hubo al menos dos hospitales destinados a acoger a todo tipo de transeúntes necesitados: el Hospital de Nuestra Señora de la Concepción, fundado en 1473 por el cura Pedro Díez, y el de San Benito, obra del noble Luis de Osorio y su mujer Isabel, quienes en 1589 cedieron su casa-palacio para que fuera convertida en hospital.

 

Próxima al río Odra se levanta la iglesia de la Asunción, popularmente llamada “de la villa”. Es una notable iglesia de planta de salón, de la segunda mitad del siglo XVI, con tres naves cubiertas por bóvedas de crucería con terceletes sobre ocho pilares columnarios. La influencia de la escuela del arquitecto renacentista Rodrigo Gil de Hontañón es clara. En su interior hay que destacar las doce tablas góticas incluidas en un retablo lateral, de estilo churrigueresco, realizadas hacia 1470 por el pintor Jorge Inglés, introductor del estilo hispanoflamenco en Castilla. En el coro existe una tabla de la Santísima Trinidad de finales del siglo XV, cuyo autor es un pintor anónimo conocido como el “Maestro de Villalonquéjar”. Completa el interesante legado artístico una insólita arqueta mudéjar de madera y marfil y una rica muestra de piezas de imaginería desde la Edad Media hasta el Barroco.

 

Muy similar desde un punto de vista arquitectónico es la iglesia de la Natividad o “del Carmen”, que mantiene entre otros elementos artísticos un alfarje en el coro y una interesante serie de retablos y pinturas de la época barroca. La torre actual data del siglo XVII, fecha en la que también

se levantó la nueva sacristía.

 

Villasandino fue la cuna de uno de los poetas y trovadores castellanos más populares de la

Edad Media: Alfonso Álvarez de Villasandino. Las fiestas más destacadas son las de la Virgen del Carmen y San Sebastián. Estas últimas aún se celebran con un solemne y secular ceremonial en el que los cofrades de San Sebastián recuerdan el martirio de su patrón con distintos actos religiosos y profanos.

Te proponemos

Peña Amaya

Peña Amaya

Esta ruta parte de la iglesia neoclásica de la pequeña localidad de Amaya situada al pie de la Peña. Estamos en el territorio …

Convento de San Antón

Convento de San Antón

Las evocadoras ruinas del antiguo convento de San Antón, fundado en el siglo XIV para acoger a los peregrinos, siguen siendo a día …

Molino del Canto Birding

Molino del Canto Birding

Aprovechando la Posada Molino del Canto como base de operaciones, esta empresa apuesta por el turismo ornitológico, elaborando rutas guiadas de observación de …

Villasandino

En la ribera del río Odra, la villa medieval de Villasandino destaca por su interesante caserío y por la altiva silueta de las magníficas iglesias de la Natividad y de la Asunción. Conserva el puente medieval sobre el río que mandó edificar el obispo don Mauricio en el siglo XIII.

 

La iglesia de la Asunción, del siglo XVI, destaca por su espectacular envergadura y amplio interior en forma de planta de salón. En su retablo cuenta con pinturas de Jorge Inglés del siglo XV. Resultan también de especial interés la tabla de la Trinidad del maestro de Villasandino y el órgano de 1734.

 

Su otra iglesia, la de Natividad o “de Barriuso” tiene ábside gótico y el resto de la fábrica, salvo la torre, es del siglo XVI. Presenta tres naves decoradas con finísima nervadura.



Más info

No se conserva ningún documento escrito sobre la fundación de Villasandino, pero los restos arqueológicos hallados en sus inmediaciones hacen pensar que, en el siglo II, existió un asentamiento romano en el lugar que hoy ocupa el pueblo. En todo caso, el antecedente inmediato de esta villa, como el del resto de poblaciones de la provincia, hay que datarlo en torno al año 1000, en las décadas inmediatas que le preceden o le siguen. En este caso, se cree que la población fue fundada a finales del siglo IX por un repoblador medieval de nombre Sendino, si bien la primera referencia documental es del año 1051, cuando aparece citado este lugar en una donación de dos viñas, situadas en Villa-Sendino, al monasterio de San Pedro de Cardeña, según consta en el Becerro Gótico de dicho cenobio. Durante los siglos XIV y XV la villa se mantuvo bajo la jurisdicción del obispo de Burgos hasta que en 1616 fue traspasada al Duque de Lerma.

 

El puente medieval que se conserva a la entrada de la villa pone de manifiesto que su emplazamiento no fue escogido al azar. Fue mandado construir a principios del siglo XIII por el obispo burgalés Don Mauricio, probablemente sobre otro anterior de origen romano. Consta de diez arcos de medio punto y presenta un perfil ligeramente alomado. En uno de los extremos se alza el arco que daba paso al recinto amurallado. La cerca era de tapial, material empleado en la construcción de la mayoría de las casas de la localidad.

 

La arquitectura popular adquiere mayor nobleza en los edificios más importantes del pueblo, en los que la primera planta es de piedra y las superiores se construyen con entramados de madera rellenos de adobe o ladrillo. Esta tipología se puede observar en una edificación de la calle Real de San Juan, que funcionó como antiguo hospital de peregrinos. En su interior conserva aún una interesante techumbre de raíz mudéjar.

 

En Villasandino hubo al menos dos hospitales destinados a acoger a todo tipo de transeúntes necesitados: el Hospital de Nuestra Señora de la Concepción, fundado en 1473 por el cura Pedro Díez, y el de San Benito, obra del noble Luis de Osorio y su mujer Isabel, quienes en 1589 cedieron su casa-palacio para que fuera convertida en hospital.

 

Próxima al río Odra se levanta la iglesia de la Asunción, popularmente llamada “de la villa”. Es una notable iglesia de planta de salón, de la segunda mitad del siglo XVI, con tres naves cubiertas por bóvedas de crucería con terceletes sobre ocho pilares columnarios. La influencia de la escuela del arquitecto renacentista Rodrigo Gil de Hontañón es clara. En su interior hay que destacar las doce tablas góticas incluidas en un retablo lateral, de estilo churrigueresco, realizadas hacia 1470 por el pintor Jorge Inglés, introductor del estilo hispanoflamenco en Castilla. En el coro existe una tabla de la Santísima Trinidad de finales del siglo XV, cuyo autor es un pintor anónimo conocido como el “Maestro de Villalonquéjar”. Completa el interesante legado artístico una insólita arqueta mudéjar de madera y marfil y una rica muestra de piezas de imaginería desde la Edad Media hasta el Barroco.

 

Muy similar desde un punto de vista arquitectónico es la iglesia de la Natividad o “del Carmen”, que mantiene entre otros elementos artísticos un alfarje en el coro y una interesante serie de retablos y pinturas de la época barroca. La torre actual data del siglo XVII, fecha en la que también

se levantó la nueva sacristía.

 

Villasandino fue la cuna de uno de los poetas y trovadores castellanos más populares de la

Edad Media: Alfonso Álvarez de Villasandino. Las fiestas más destacadas son las de la Virgen del Carmen y San Sebastián. Estas últimas aún se celebran con un solemne y secular ceremonial en el que los cofrades de San Sebastián recuerdan el martirio de su patrón con distintos actos religiosos y profanos.

Ayuntamiento de Villasandino

Plaza Mayor s/n. 09109



Comparte

Te proponemos

Peña Amaya

Peña Amaya

Esta ruta parte de la iglesia neoclásica de la pequeña localidad de Amaya situada al pie de la Peña. Estamos en el territorio …

Molino del Canto Birding

Molino del Canto Birding

Aprovechando la Posada Molino del Canto como base de operaciones, esta empresa apuesta por el turismo ornitológico, elaborando rutas guiadas de observación de …

Convento de San Antón

Convento de San Antón

Las evocadoras ruinas del antiguo convento de San Antón, fundado en el siglo XIV para acoger a los peregrinos, siguen siendo a día …

Copy link
Powered by Social Snap