Descubre nuestra provincia

Síguenos
GO UP

El cementerio de Sad Hill

El cementerio de Sad Hill

Corre el minuto 151 de la genial película de Sergio Leone ‘El bueno, el feo y el malo’, filmada en 1966. Suena de fondo la pegadiza música de Ennio Morricone. Rubio (Clint Eastwood, ‘el bueno’), Tuco (Eli Wallach, ‘el feo’) y Sentencia (Lee Van Cleef, ‘el malo’) permanecen en pie, casi inmóviles, mirándose  a los ojos, la mano cerca de la culata del revólver.

Se encuentran en una explanada de arena circular, en el centro de un cementerio repleto de cruces, rodeados de colinas arboladas pero de aspecto árido. ¿Arizona, Texas, Nuevo México…? Ninguno de los tres lugares. El escenario de ese tenso duelo final entre los tres protagonistas de uno de los mejores ‘westerns’ de la historia del cine es la provincia de Burgos, en el municipio de Santo Domingo de Silos.

El rodaje del largometraje tuvo lugar entre julio y agosto de 1966, después de que el equipo encargado de localizar exteriores fuera a parar a los pies del impresionante murallón calizo que dibuja la Peña del Carazo en el curso medio del río Arlanza, en la zona suroeste de la Sierra de la Demanda.

Estas formaciones rocosas emergen sobre los valles circundantes como un poderoso acantilado, perfilando el paisaje ideal para lo que el director italiano tenía en mente: “Ahí está mi meseta del desierto”, dicen que exclamó Sergio Leone al ver el lugar. Durante la filmación, el elenco artístico y los técnicos se repartieron por los establecimientos hosteleros de Salas de los Infantes y Covarrubias.

 



Más info

Además del momento cumbre en el cementerio de Sad Hill, otras muchas escenas importantes de la película se rodaron en enclaves cercanos: las que transcurren en la misión de San Antonio emplearon el Monasterio de San Pedro de Arlanza, tan importante en el devenir histórico de Castilla, mientras que Carazo albergó el campo de prisioneros de Betterville y sobre el río Arlanza se construyó el puente de Langton, campo de batalla entre confederados y unionistas.

Carca de 2.000 soldados españoles participaron como extras en el combate. “Hacía una calor infernal, pero lo cierto es que lo pasamos muy bien”, recuerda uno de ellos. Además, las escuetas 35 pesetas mensuales que recibían del Ejército como salario contrastaban con las 250 pesetas que pagaba la productora por día de trabajo.

En la puesta en valor de los escenarios de la película ha jugado un papel fundamental la Asociación Cultural Sad Hill, integrada por vecinos de diferentes pueblos del Valle del Arlanza y que, entre otras actuaciones, ha restaurado el cementerio del mismo nombre y puesto en marcha un original programa para apadrinar tumbas, contribuyendo así a su conservación.

Te proponemos

Centro de Interpretación Pisórica

Centro de Interpretación Pisórica

Entre una arboleda que crece en la ribera del río Pisuerga se encuentra el centro de interpretación ‘Pisórica’, en la villa de Melgar …

Monte Santiago

Monte Santiago

Frondoso y bien conservado hayedo que llega hasta el borde de un espectacular anfiteatro rocoso por el que se precipita, en épocas de …

Valle de Las Caderechas

Valle de Las Caderechas

Un privilegiado espacio natural en el cual conviven armoniosamente bosques, campos de frutales, pequeños pueblos y estrechos valles. En el noroeste de la …

El cementerio de Sad Hill

Corre el minuto 151 de la genial película de Sergio Leone ‘El bueno, el feo y el malo’, filmada en 1966. Suena de fondo la pegadiza música de Ennio Morricone. Rubio (Clint Eastwood, ‘el bueno’), Tuco (Eli Wallach, ‘el feo’) y Sentencia (Lee Van Cleef, ‘el malo’) permanecen en pie, casi inmóviles, mirándose  a los ojos, la mano cerca de la culata del revólver.

Se encuentran en una explanada de arena circular, en el centro de un cementerio repleto de cruces, rodeados de colinas arboladas pero de aspecto árido. ¿Arizona, Texas, Nuevo México…? Ninguno de los tres lugares. El escenario de ese tenso duelo final entre los tres protagonistas de uno de los mejores ‘westerns’ de la historia del cine es la provincia de Burgos, en el municipio de Santo Domingo de Silos.

El rodaje del largometraje tuvo lugar entre julio y agosto de 1966, después de que el equipo encargado de localizar exteriores fuera a parar a los pies del impresionante murallón calizo que dibuja la Peña del Carazo en el curso medio del río Arlanza, en la zona suroeste de la Sierra de la Demanda.

Estas formaciones rocosas emergen sobre los valles circundantes como un poderoso acantilado, perfilando el paisaje ideal para lo que el director italiano tenía en mente: “Ahí está mi meseta del desierto”, dicen que exclamó Sergio Leone al ver el lugar. Durante la filmación, el elenco artístico y los técnicos se repartieron por los establecimientos hosteleros de Salas de los Infantes y Covarrubias.

 



Más info

Además del momento cumbre en el cementerio de Sad Hill, otras muchas escenas importantes de la película se rodaron en enclaves cercanos: las que transcurren en la misión de San Antonio emplearon el Monasterio de San Pedro de Arlanza, tan importante en el devenir histórico de Castilla, mientras que Carazo albergó el campo de prisioneros de Betterville y sobre el río Arlanza se construyó el puente de Langton, campo de batalla entre confederados y unionistas.

Carca de 2.000 soldados españoles participaron como extras en el combate. “Hacía una calor infernal, pero lo cierto es que lo pasamos muy bien”, recuerda uno de ellos. Además, las escuetas 35 pesetas mensuales que recibían del Ejército como salario contrastaban con las 250 pesetas que pagaba la productora por día de trabajo.

En la puesta en valor de los escenarios de la película ha jugado un papel fundamental la Asociación Cultural Sad Hill, integrada por vecinos de diferentes pueblos del Valle del Arlanza y que, entre otras actuaciones, ha restaurado el cementerio del mismo nombre y puesto en marcha un original programa para apadrinar tumbas, contribuyendo así a su conservación.

Comparte

Te proponemos

Museo de los aromas

Museo de los aromas

Primer y único museo de este tipo que existe en Europa. Te encantará su parte lúdica (disfrute en el reconocimiento y el análisis …

Hoces de Sobrón

Hoces de Sobrón

Espectacular y poderoso desfiladero de paredes calizas tallado por el río Ebro en el noreste de la Provincia. Atravesado por la carretera BU-530, …

Castillo de Peñaranda de Duero

Castillo de Peñaranda de Duero

Su inconfundible silueta domina el trazado urbano de la villa. Es el castillo mejor conservado de la Ribera del Duero burgalesa. Fundado en …

Mina Esperanza

Mina Esperanza

Una fascinante visita para disfrutar en familia o entre amigos y conocer parte de la historia de la minería burgalesa. En este inquietante …

Copy link
Powered by Social Snap