Descubre nuestra provincia

Síguenos
GO UP

Cascada de Orbaneja del Castillo

Cascada de Orbaneja del Castillo

La cascada de Orbaneja del Castillo, es uno de los saltos de agua más populares de la provincia de Burgos por su gran belleza y por la característica de llevar agua todo el año.

Esta conocida cascada, surge de la Cueva del Agua, justo encima del pueblo de Orbaneja del Castillo y, en su descenso, atraviesa la localidad dividiéndola en dos. En su recorrido entre las casas de piedra del pueblo, el agua ha formado una serie de terrazas escalonadas en forma de pozas en las que la mezcla del color turquesa del agua y el verde de la vegetación que las rodea crean un espectáculo visual incomparable.

Este torrente de agua nace, corre, salta y muere en unos pocos segundos, precipitándose a lo largo de 25 metros en rápidos y cascadas hacia el curso del río Ebro, en un recodo de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón. 

La cuidada y mantenida arquitectura popular, el rumor y las bellas estampas del agua y el conjunto kárstico que rodea la localidad, en el que surgen curiosas estructuras y siluetas (como la popularmente conocida como “el beso de los camellos”), son la mezcla perfecta que da lugar a un entorno en el que te sentirás dentro de tu propio cuento.

 



Comparte

Más info

Te proponemos

Cascada de Rojas

Cascada de Rojas

En el pequeño desfiladero de Las Cuevas, término de Rojas, está ubicada la cascada ramificada de Rojas. Siguiendo el sendero que nos lleva …

Cascada de la Mea

Cascada de la Mea

Próximo al entorno de los Canales de Dulla, el Arroyo de la Mea recoge las aguas de la lluvia y del deshielo invernal, …

Cascada de Orbaneja del Castillo

La cascada de Orbaneja del Castillo, es uno de los saltos de agua más populares de la provincia de Burgos por su gran belleza y por la característica de llevar agua todo el año.

Esta conocida cascada, surge de la Cueva del Agua, justo encima del pueblo de Orbaneja del Castillo y, en su descenso, atraviesa la localidad dividiéndola en dos. En su recorrido entre las casas de piedra del pueblo, el agua ha formado una serie de terrazas escalonadas en forma de pozas en las que la mezcla del color turquesa del agua y el verde de la vegetación que las rodea crean un espectáculo visual incomparable.

Este torrente de agua nace, corre, salta y muere en unos pocos segundos, precipitándose a lo largo de 25 metros en rápidos y cascadas hacia el curso del río Ebro, en un recodo de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón. 

La cuidada y mantenida arquitectura popular, el rumor y las bellas estampas del agua y el conjunto kárstico que rodea la localidad, en el que surgen curiosas estructuras y siluetas (como la popularmente conocida como “el beso de los camellos”), son la mezcla perfecta que da lugar a un entorno en el que te sentirás dentro de tu propio cuento.

 



Más info

Comparte

Te proponemos

Cascada de la Mea

Cascada de la Mea

Próximo al entorno de los Canales de Dulla, el Arroyo de la Mea recoge las aguas de la lluvia y del deshielo invernal, …

Cascada de Irús

Cascada de Irús

Irús es un pequeño pueblo con mucho encanto y un gran valor añadido, sus cascadas. El trayecto de menos de 1 kilómetro ida …

Cascada de Rojas

Cascada de Rojas

En el pequeño desfiladero de Las Cuevas, término de Rojas, está ubicada la cascada ramificada de Rojas. Siguiendo el sendero que nos lleva …

Cascada de las Pisas

Cascada de las Pisas

En el noroeste de Las Merindades se localiza uno de los enclaves paisajísticos más espectaculares y desconocidos de Castilla y León: Las Pisas. …

Copy link
Powered by Social Snap