Discover our conutry

Síguenos
GO UP

Iglesias

La iglesia de Santiago Apóstol de Villamorón sobresale monumental en medio del modesto y escaso caserío de un pueblo prácticamente deshabitado. Es un edificio de carácter protogótico, fechable a mediados del siglo XIII, en el que aún se observan algunas formas constructivas y decorativas heredadas del románico. Fue levantado en sillería caliza, y consta de una cabecera cuadrada y tres naves de cuatro tramos con tres portadas, una al sur y dos cegadas, al oeste y al norte.

La iglesia de San Pedro comenzó a construirse a principios del siglo XVI, aunque la mayor parte de lo que se conserva en la actualidad pertenece al segundo tercio de ese siglo, siendo su arquitecto el maestro burgalés Juan de Vallejo. Su fábrica, de caracteres tardogóticos y renacentistas, consta de una sola nave y marcado crucero. A los pies tiene una torre con pórtico realizada en el siglo XVII.

Uno de los pocos edificios mudéjares conservados en la Provincia de Burgos, la iglesia parroquial de San Miguel es un edificio muy interesante, con algunos elementos góticos. Se trata de una construcción clasicista de comienzos del siglo XVII. Su fachada principal está limitada por dos pilastras y consiste en una puerta de arco de medio punto, con pilastras en las jambas y un friso sobre el que se abre una hornacina con la imagen de San Miguel. A los lados

La iglesia de San Martín es la iglesia parroquial de Briviesca y está situada en el Plaza Mayor de la villa. Su fachada corresponde a la primera mitad del siglo XVI, pero el hecho de que estuviera construida con débil piedra caliza de la zona ha hecho que se encuentre muy deteriorada. A pesar de ello, aún podemos reconocer en ella las imágenes de Nuestra Señora, patrona de Briviesca, de San Martín y de San Juan Bautista, así como dos